Quito será el escenario del seminario internacional: “Hacia una agenda fiscal internacional basada en los derechos y la igualdad: por el fin de los paraísos fiscales y por un organismo tributario intergubernamental dentro de la ONU”, que realizará este lunes 13 y martes 14 de febrero en la Cancillería ecuatoriana.

La organización de este evento está a cargo de la Cancillería del Ecuador junto a: Red latinoamericana sobre Deuda, Desarrollo y Derechos (Latindadd); Alianza Global por la Justicia Fiscal; Financial Transparency Coalition; la Red de la Justicia Fiscal de América latina y el Caribe incluída la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad). Además participarán representantes de Oxfam, CEPAL y Jubileo 2000 Red Ecuador, todas ellas, han trabajado hace varios años para poner erradicar los paraísos fiscales y por crear un organismo global que propicie su erradicación.

El evento se enmarca en la lucha internacional del Ecuador por la erradicación de los paraísos fiscales y su propuesta de crear un organismo intergubernamental en el seno de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que busca poner fin a esas prácticas económicas. Además de ser una prioridad de la presidencia del país en el influyente grupo G77 de 134 países en vías de desarrollo.

La importancia del encuentro radica en propiciar el diálogo entre distintos actores –Gobierno de Ecuador, organizaciones sociales, ecuatorianas, latinoamericanas e internacionales, académicos, políticos y activistas de nivel mundial, para consolidar una alianza global contra los flujos ilícitos de capital y por un organismo intergubernamental en la ONU.

Al respecto, el Canciller de la República, Guillaume Long, ha señalado que “hay que llegar a un verdadero consenso mundial, de voluntad política, para que podamos encarar el problema; los paraísos fiscales son una verdadera vergüenza en el siglo XXI. Frente a las necesidades de financiamiento para el desarrollo que tienen países como Ecuador hay que hacer un llamado mundial, buscar un consenso global sobre este tema. Nosotros estimamos que un monto equivalente al 30% de nuestro PIB, la tercera parte de nuestra economía, está escondida en paraísos fiscales.”

Tambien dijo que “La lucha contra paraísos fiscales es una lucha internacional. Necesitamos un organismo tributario en la ONU para lograr justicia fiscal. El Ecuador se unirá con todos: Estados y sociedad civil, para poner fin a los paraísos fiscales y por un organismo intergubernamental por la justicia fiscal .”

Para el Ecuador es urgente que el tema se trate a nivel de Naciones Unidas pues un cuerpo tributario debería incluir la participación de todas las naciones y particularmente los países en desarrollo, los más afectados por los paraísos fiscales.

La problemática es seria cuando en el mundo se estima que 7.6 billones de dólares están escondidos en paraísos fiscales y a nivel regional, según Oxfam, se podrían sacar de pobreza a 32 millones de personas si se pagaran los impuestos sobre tan solo una fracción del dinero escondido. Esto equivale a las personas pobres de Bolivia, Colombia, Ecuador, El Salvador y Perú.

Según Luis Moreno, coordinador del área de Justicia Fiscal de Latindadd, “el llamado de Ecuador para crear un Cuerpo Intergubernamental sobre Tributación en Naciones Unidas, pedido que comparte la sociedad civil organizada en la lucha global por la justicia fiscal, es necesario y urgente para emprender una acción mundial en la lucha contra los principales facilitadores de evasión y elusión tributaria, entre otros las guaridas fiscales.”

Además señaló que “en los últimos años noticias diversas como los Panama Papers, Bahamas Leaks, SwissLeaks, entre otras, ponen en evidencia el accionar de las guaridas fiscales: esconder recursos financieros, muchas veces mal habido; y han demostrado quiénes suelen usarlos: corporaciones que evaden y eluden el pago de impuestos, millonarios que no quieren tributar y trasladan su dinero a cuentas secretas, criminales y corruptos que esconden fortunas ilícitas. Recursos que socavan las bases tributarias de nuestros países y que privan del acceso a los derechos fundamentales de población.”

Los distintos aportes y visiones puestos en común durante la cita serán recogidos en un manifiesto, que planteará una hoja de ruta con objetivos estratégicos y pasos siguientes en la construcción de un consenso global en torno a una agenda por la justicia fiscal en el mundo.