En un operativo en las ciudades de Guayaquil y Salinas, se desmanteló una red que habría realizado $ 600 millones en transacciones ficticias, perjudicando al Estado con más $ 200 millones solo en impuestos, sin contar intereses.

Así lo anunciaron en rueda de prensa el titular del Servicio de Rentas Internas (SRI), Leonardo Orlando; el fiscal general del Estado, Carlos Baca Mancheno, y el ministro del Interior, César Navas.

Orlando aseguró que este sería el caso “más significativo en la historia del Ecuador en materia de defraudación tributaria”. Navas explicó que se realizaron 10 allanamientos y se detuvo a seis personas que fueron investigadas durante dos meses.

Una de ellas fue identificada como Jaime G., quien habría creado 64 empresas fantasmas que emitieron facturas falsas por $ 600 millones a 5.900 clientes. El fiscal Baca Mancheno apuntó que solamente esta operación denominada ‘Cabecilla’ representa 12 veces la dimensión del caso de corrupción de Odebrecht. “Y en total podría significar 40 veces más”.

Añadió que esta red operaba a escala nacional y, que si bien en principio el delito identificado es defraudación tributaria, podrían concurrir otros como crimen organizado y lavado de activos.

A nivel nacional, el SRI ha identificado 512 empresas fantasmas que han emitido facturas falsas por $ 2.100 millones a 16.000 clientes, con un perjuicio al Estado de $ 655 millones. Las 64 empresas fantasmas de propiedad de Jaime G., representan el 30% de la trama general de estas 512 empresas. (I)

 

Rueda de Prensa con SRI y Ministerio Interior Ecuador, para dar a conocer sobre operativo realizado esta madrugada en Guayaquil por presunto delito de defraudación tributaria.

Posted by Fiscalía General del Estado Ecuador on Tuesday, October 31, 2017

Fuente