Los acuerdos anticipados y los procesos de fiscalización Precios de transferencia
26/05/2014
El Salvador “oculta” $11,200 millones en paraísos fiscales
28/05/2014

La desigualdad colombiana es peor de lo que se cree, según estudios4 min de lectura

Cifras indican que el 10 % más rico en el país se lleva la mitad del Producto Interno Bruto, mientras el 10 % más pobre apenas tiene el 0,6%.

Pulso. Nuevas evaluaciones realizadas por los economistas Juliana Londoño y Facundo Alvaredo —que trabajan bajo la supervisión del economista francés Thomas Piketty, reconocido autor del libro El capital en el siglo XXI —, encontraron que la dimensión del fenómeno de desigualdad en Colombia realmente supera el dato oficial, publica El Tiempo.

El dato sale de las encuestas de hogares que publica el DANE. Alvaredo y Londoño revisaron las declaraciones de renta y encontraron que en los niveles más altos de la población colombiana los ingresos son superiores a los que revela la encuesta del Dane, agrega el mismo medio.

Si en el año 2010 la medida de desigualdad (el coeficiente de Gini) era de 55,4, su corrección con base en el pago de impuestos da 58,7. Este hallazgo podría motivar a que “los ricos estén menos dispuestos a revelar el total de sus ingresos ante un encuestador del Dane que frente a una autoridad como la Dian”, indicó Londoño a El Tiempo.

Pero ya desde 2008 este índice había alcanzado un techo enorme, ubicándose en 59 y siendo uno de los más altos del mundo, “si no el más alto del planeta y de América Latina, la región más desigual del mundo”, indicó Jairo Nuñez, de Fedesarrollo, a Semana, según artículo que reproduce Conexión Colombia.

Entre más cercano a 100, hay más desigualdad, y entre más cercano a cero, significa mayor equidad. Colombia con ese 58,7 está muy lejos de alcanzar dicha equidad.

Un ejemplo que demuestra la brecha económica en el país o donde queda evidenciada la desigualdad, se ve reflejada en que el ingreso de un chocoano promedio apenas alcanza la sexta parte del de un bogotano, señala Conexión Colombia.

Y también está que el desarrollo económico del país se concentra solo en sus diez principales ciudades, que crecen y son polos de desarrollo, mientras 800 municipios de un total de 1101 – más de la tercera parte del país— luchan por sobrevivir a niveles de pobreza superiores al 66 por ciento, adiciona el mismo portal.

El mismo artículo presenta otro dato que sorprende: el 35% de los subsidios que desembolsan las entidades públicas va al 20% más rico de la población. Esto evidenciaría a la debilidad institucional como una de las generadoras de desigualdad en el país.

Londoño señala, además, que una de las razones de la desigualdad está en una “política tributaria débil” caracterizada por “los recortes de impuestos”. Colombia brinda exenciones tributarias a las empresas para estimular el empleo, pero estaría sucediendo lo contrario. La investigadora explicó a El Tiempo que estos recortes motivaron a los gerentes “hacia el aumento de sus propios sueldos, en detrimento de la expansión empresarial y del empleo”.

En últimas, de la misma forma como sucede en Estados Unidos, en Colombia los tributos realmente estarían aumentando las cifras de desigualdad económica, como lo encontró Thomas Piketty. “En la medida en que han aumentado las tajadas del ingreso de los más ricos, a ellos les han bajado las tarifas de impuestos”, registra el diario capitalino.

Esa idea es reforzada por una investigación realizada por un equipo de la OCDE, que concluyó que “el sistema de impuestos colombiano poco sirve para redistribuir el ingreso y que los impuestos, como porcentaje de todo lo que produce la economía, son muy bajos en comparación con países desarrollados”.

Londoño “pudo ver que en Colombia el ingreso después de impuestos en los niveles superiores es casi tan alto como el ingreso antes de impuestos”, señala el diario.

Ante esos análisis, la misma Ocde y la Cepal vienen reclamando mayores impuestos para los más ricos. Sin embargo, pese a esas recomendaciones de organismos internacionales, la estructura tributaria en Colombia parece que continuará igual y manteniendo el mismo nivel de desigualdad, pues la mayoría de los actuales candidatos a la presidencia defienden los beneficios tributarios para las empresas con la excusa de estimular el cuestionado empleo y, en cambio, promueven impuestos a las rentas, de los que no se deja claro qué tanto aportarán los más ricos o si los de clase media alta hacia abajo seguirán pagando más impuestos o serán tratados al mismo nivel de los más ricos. En Colombia, se considera rico a quien gana más de 3.131.000 pesos y está obligado a declarar renta.

De hecho, la discusión ciudadana sobre los cambios que necesita Colombia hacia una reducción de su desigualdad también divide a ricos y pobres: el 5 % acepta la inequidad extrema que se presenta en nuestro país,  mientras el 78 % de los colombianos quiere absoluta equidad en la distribución del ingreso, según una encuesta de Comunicación y Participación Política 2012, realizada por el Centro de Investigación en Comunicación Política (CICP) de la Universidad Externado de Colombia y publicada en un artículo de opinión de la revista Semana.

Artículo original.

ME GUSTA
ME GUSTA ME ENCANTA ME DIVIERTE ME SORPRENDE ME ENTRISTECE ME ENOJA