Transparencia fiscal en las democracias modernas
30/06/2014
Desventajas tributarias de lo público privado
03/07/2014

“Hay que declarar una moratoria minera”5 min de lectura

Reproducimos la entrevista hecha por el portal Economía Crítica al experto colombiano en temas de extractivas y fiscalidad

¿Cuáles son las recomendaciones que han hecho para que la actividad minera no sea tan lesiva a los intereses del estado y al medio ambiente?

Colombia y Perú son los dos países de América Latina que más han profundizado en ese modelo extractivista. Son muy parecidos, otros han moderado su política en el extractivismo, han tomado medidas nacionalistas, como Ecuador, Venezuela y un poco Bolivia. Lo más grave de esos modelos donde se ha profundizado el extractivimo es que no consultan el interés general de los ciudadanos, son políticas que toma el estado, que le sirven en 100% a los intereses de las compañías privadas, en ese sentido son modelos que no dejan nada a los países, excepto un agotamiento al patrimonio natural con graves consecuencias económicas, ambientales, sociales.

¿Qué alternativa plantean para frenar esta depredación de recursos no renovables?

Lo que hemos propuesto en Colombia y quizá también sirva para la sociedad peruana, es en primera instancia declarar una moratoria minera, es decir no se entregan más recursos para la exploración y explotación a nadie, mientras se pone en orden la casa.

Esto es revisar el actual modelo e introducir unas reformas muy profundas a ese modelo, que deberá tener el interés de los ciudadanos, porque no se les consulta nunca, sino el estado toma determinaciones al margen de la ciudadanía. No podemos seguir entregando nuestros recursos al mercado, a empresas que solo buscan su lucro. No podemos despilfarrar en temas de corrupción, hay que sembrar esos recursos para que lleven a un verdadero desarrollo de la economía y bienestar general de los ciudadanos, que se inviertan en ciencia y tecnología, que se reoriente la industria, que se diversifiquen las exportaciones , que se genere valor agregado, desafortunadamente perdimos todo eso, reprimarizamos la economía y cuando la bonanza minera se acabe vamos a encontrar un país destruido sin una base industrial y sin una base agropecuaria

¿Qué panorama le toca a Perú y Colombia si no se cambia o regula el modelo extractivista actual?

Los precios han venido disminuyendo desde el 2011 y si no se aprovechó para invertir razonablemente lo que vamos a encontrar es que las economías están desamparadas, empezamos a depender de los precios, y las economías se hacen vulnerables. Ahí van a venir problemas de desempleo, de desequilibrios fiscales, desequilibrios cambiarios, nos enfrentamos a unas consecuencias muy graves porque el estado no previó lo que se venía, por estar dependiendo de una actividad que es cíclica, porque no se sembraron adecuadamente los recursos generados por la actividad minera.

¿Cuál es la situación de Chile frente a este problema?

Lo que diferencia a Chile en lo minero de Colombia y Perú es que por un lado tiene un estado un poco más fuerte, una autoridad minera más fuerte, un mejor manejo de sus recursos, que se destinan en educación, en ciencia, cosas que no han hecho estos otros países, además que Chile tienen una empresa estatal que maneja buena parte de los recursos mineros. Y que la actividad minera no depende exclusivamente de una autoridad administrativa, sino judiciual. En ese sentido están un poco mejor blindados frente a los demás países.

¿Qué consecuencias podría traer el cambio de modelo?

El cambio de modelo implica mirar mucho más adelante, aprovechando una situación privilegiada, que somos los dueños de los recursos, de recursos que se agotan, recursos que son estratégicos para el futuro de la humanidad. Cuando se agoten no van a estar disponibles a la vuelta de 50 a 100 años pero la economía sí los va a necesitar, para el desarrollo y satisfacción de una población creciente.

Si uno se sienta a pensar en eso diría que no entrega más minerales hoy, voy a racionalizar la entrega y la producción, y voy en respeto a los derechos intergeneracionales a guardar una reserva para los próximos años, usarlo para desarrollar nuestra industria, generar valor agregado, para promover exportaciones de bienes intermedios y finales, y no la venta de productos primarios. En todos esos aspectos hay que pensar y reformular el modelo para trabajar por un mejor modelo apoyado en la riqueza natural que se tiene.

¿Cuál es el impacto de la evasión del sector minero a nivel de economía nacional?

Medimos la evasión, como el uso de los precios de transferencia, son usados para cambiar el pago de impuestos y regalías al país, que llevan a que estén defraudando las arcas del estado, porque lo que hoy exigen organismos como la OCDE es que las multinacionales paguen impuestos y regalías según precios finales. Estamos también empezando a calcular el gran daño que se le causa al país con la llegada de compañías creadas en paraísos fiscales y las operaciones que se realizan con paraísos fiscales.

Ya medimos el efecto tributario de las deducciones que tienen las compañías y eso lleva a un monto impresionante de recursos que se han dejado de pagar, pero es algo que el estado facilita. Mientras que en Colombia el año antepasado cualquier colombiano pagaba 33% de impuesto de renta, las compañías mineras no pagan ni el 8%, como consecuencia de todos su privilegios tributarios que se tienen.

¿Cómo empezó la Red de Justicia Tributaria de Colombia?

Vamos para los dos años. Reúne un grupo interdisciplinario con una visión crítica respecto a temas tributarios. Durante estos dos años la Red ha ganado notoriedad en el país, es una fuente obligada de consulta por medios de comunicación, que la tienen en cuenta por los análisis y posturas que se han ido formulando respecto a temas como las reformas tributarias adelantadas por el actual gobierno.

¿Cómo los ve el gobierno colombiano?

Nos ve como una instancia que critica mucho. Nos ha colocado en un ambiente aparte, pero tenemos eco en otros sectores y nuestras posturas han trabado las iniciativas del gobierno, como la venta de Isagen, ya que se buscaba venderla para construir infraestructura, pero se vio que el procedimiento era irregular.

ME GUSTA
ME GUSTA ME ENCANTA ME DIVIERTE ME SORPRENDE ME ENTRISTECE ME ENOJA