GFI: más de US$400 mil millones salieron ilegalmente de Brasil entre 1960 y 2012
08/09/2014
Latinoamérica tiene pendiente una gran reforma tributaria
10/09/2014

Erosión de la base fiscal en América Latina7 min de lectura

Este artículo aborda la problemática de los precios de transferencia en América Latina en el contexto de las acciones propuestas por la OCDE en su plan contra la erosión de la base imponible y el traslado de beneficios.

Alfredo J. Sosa y José Luis Galindez Narvaez

beps-450x2551El reporte y Plan de Acción BEPS (Base Erosion and Profit Shifting) fueron presentados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) con el objetivo de mejorar los vacíos que existen actualmente en los mecanismos para luchar contra la evasión fiscal internacional. Dicha Organización ha expresado su preocupación por el uso de esquemas de planificación fiscal agresiva por distintas empresas multinacionales.

Reconociendo que la planificación fiscal agresiva es un problema global que afecta las recetas fiscales en los países en desarrollo, la OCDE ha organizado un evento regional en la ciudad de Bogotá el 27 y 28 de febrero de 2014[1] reuniendo a los países y organizaciones de América Latina y el Caribe[2].

En dicha reunión se discutió sobre las implicaciones que las prácticas de erosión de las bases imponibles que afectan a los países de la región de América Latina y el Caribe, así como los desafíos particulares a que éstos se enfrentan para hacer frente a los problemas del traslado de beneficios y los retos de sus Administraciones Fiscales a la hora de implementar los nuevos estándares que resulten del denominado Plan de Acción BEPS, entre otras cuestiones relacionadas.

En ese orden de ideas sobresalen dos mensajes de la reunión que los autores entienden centrales a la problemática latinoamericana. En primer lugar, la relativa disparidad en el grado de desarrollo de los sistemas fiscales de la región, con especial atención a la fiscalidad internacional, indican que no existe una problemática única, y que por tanto las soluciones deben atender una diversidad de situaciones.

De otro lado, para los países en desarrollo es crucial que las medidas de política fiscal que resulten de la implementación del Plan sean susceptibles de aplicación práctica, teniendo en cuenta las limitaciones existentes en Administraciones y en el acceso a la información.

Además, se trataron diversas cuestiones que en el contexto del tratamiento de los Precios de Transferencia podemos citar:

  • La erosión de la base a través de la deducción de intereses y otros pagos financieros (en concordancia con la Acción 4 del Plan de Acción BEPS).
  • La prevención de la competencia fiscal perniciosa entre los países de la región (Acción 5 del Plan de Acción BEPS).
  • La prevención del abuso en la tributación de las rentas derivadas de la extracción de recursos naturales, y el análisis de medidas legislativas adoptadas por países de la región, entre ellas el llamado “sexto método”[3].
  • La clarificación del tratamiento fiscal de los intangibles, especialmente en relación con las regalías (Acciones 8-10 del Plan de Acción BEPS).
  • La erosión de bases mediante pagos por servicios recibidos de la oficina central (Acción 10 del Plan de Acción BEPS).
  • La conveniencia de una documentación más eficaz y armonizada de precios de transferencia, incluyendo el informe país-por-país, sin llegar a imponer una carga demasiado onerosa a empresas y administraciones fiscales (Acción 13 del Plan de Acción BEPS).

Precios de transferencia

En ese orden de ideas, las acciones sobre los precios de transferencia del Plan de Acción BEPS buscan identificar aquellas cuestiones prácticas que limitan el registro y control de las operaciones que fomentan el desplazamiento artificioso de beneficios a través de empresas que pertenecen a un mismo grupo económico.

Podemos describir, a modo de resumen, las siguientes acciones destacadas del documento sobre los desafíos que enfrentamos en el control de los precios de transferencia:

a. La utilización y la transferencia de bienes intangibles y las obligaciones de índole económica que deben respetarse en los acuerdos entre partes vinculadas;

b. La simplificación de las obligaciones documentales para evaluar los riesgos entre transacciones entre partes vinculadas y realizar un mejor análisis en la cadena de valor global del contribuyente;

c. Los aspectos relativos a la reorganización de empresas y, en particular, las cuestiones relativas a la distribución de riesgos entre partes vinculadas;

d. La atribución de beneficios a los establecimientos permanentes, en los que se examinan las cuestiones relativas a la atribución de los ingresos a las operaciones de las sucursales de conformidad con el principio de plena competencia;

e. Las orientaciones con respecto a la fijación de precios de las transacciones financieras vinculadas, incluyendo las garantías financieras y el rendimiento, los derivados, seguros cautivos y otras clases de seguro, y los préstamos entre entidades de un mismo grupo;

f. La proposición en los convenios de doble tributación las normas del arbitraje obligatorio y vinculante en controversias de transacciones entre partes vinculadas.

No cabe duda que la aplicación efectiva dichas acciones en América Latina dependerá de las posibilidades y necesidades de cada país, en virtud del desarrollo de sus economías y de la capacidad técnica y humana de sus administraciones tributarias.

Es de destacar, también, que la OCDE fomenta la discusión de algunas medidas especiales, ya sea dentro o fuera de principio de plena competencia, con el fin de evitar el desplazamiento nocivo de beneficios. Los principios base emanados de las Directrices de Precios Transferencia de la OCDE parecen ser un denominador común en la región, sin embargo, casos particulares como los regímenes de protección y normas anti-elusión, implementados por algunos países, se constituyen, por el momento, como un solución práctica a ciertas situaciones en las cuales, el principio de plena competencia no es visto por parte de las Administraciones Tributarias, como una herramienta factible que permita evitar el desplazamiento de los beneficios y corregir maniobras abusivas.

Sin duda alguna, el rol de la cooperación internacional será clave en el desarrollo sobre el control de la transferencia de beneficios para la región. La organización y promoción de actividades de capacitación y asistencia técnica por parte de organismos multilaterales como el BID, Banco Mundial, CIAT, FMI, La Unión Europea, OCDE y ONU, presentan resultados alentadores contra el combate de la evasión y elusión fiscal.

——————————————————————————————-

[1] Consulta Regional sobre Erosión de Bases y Traslado de Beneficios Bogotá – Colombia Febrero de 2014, Link http://www.oecd.org/ctp/resumen-LAC-consulta-regional-BEPS.pdf

[2] El evento ha reunido a 78 participantes de 15 países de la Región de América Latina y el Caribe, así como representantes de 10 organizaciones regionales e internacionales, incluyendo a la OCDE, el Centro de la OCDE de Corea, el Foro Global de Transparencia e Intercambio de Información Tributaria de la OCDE, el FMI, el CIAT, el G20, USAID, ITC, el BID, COSEFIN, GIZ y la Commonwealth of Nations. También estuvieron presentes organizaciones representativas del mundo empresarial (BIAC, a través de aliados regionales y colombianos como Repsol, Unilever y la Asociación Nacional de Industriales-ANDI) y de la sociedad civil (entre ellas: TUAC, TJN, BEPS Monitoring Group, Global Alliance for Tax Justice y Latindadd).

[3] El llamado Sexto Método, tiene por objetivo evitar la triangulación tributariamente nociva en operaciones que involucran productos primarios con cotización conocida. Estrictamente, no se trata de un método en el contexto de los métodos descritos por la OCDE, sino que perfecciona un instrumento antiabuso, aplicable a situaciones en las que existe sospecha de planificación nociva en la operatoria internacional, cuyo objeto refiere a bienes fungibles que son operados en fuertes volúmenes, como sucede con los commodities.

ME GUSTA
ME GUSTA ME ENCANTA ME DIVIERTE ME SORPRENDE ME ENTRISTECE ME ENOJA