“El Gobierno propone un blanqueo entre amigos”
03/06/2016
Audio: Impacto de los FFI sobre los derechos de las mujeres
07/06/2016

La falsa promesa de la UE de crear una lista de paraísos fiscales5 min de lectura

Top-20-Tax-Havens-Featured

Esta semana, los ministros de finanzas de la Unión Europea acordaron establecer una lista común de la UE sobre ‘jurisdicciones no-cooperativas’, es decir, paraísos fiscales. Después de un escándalo fiscal tras otro, hacer una lista de paraísos fiscales y sancionarlos puede parecer una buena solución. Sin embargo, a pesar de ser tentador, esta iniciativa de la UE está condenada a fracasar – y aquí explicamos porqué.

La propuesta de una lista negra común tiene su origen en la estrategia exterior fiscal de la Comisión Europea (CE)publicada el pasado Enero. Sin embargo, la cuestión de los paraísos fiscales no es un asunto externo de la UE, más bien lo contrario – algunos de los paraísos fiscales más poderosos se encuentran en Europa.

A modo de ejemplo, un nuevo informe de Oxfam utiliza datos de la Comisión Europea para analizar el papel de Holanda como paraíso fiscal. El informe muestra cómo Holanda está posibilitando la elusión fiscal a gran escala, y cómo su regulación es parte del problema que permite a empresas multinacionales eludir impuestos por valor de al menos 100.000 USD millones anuales en países en desarrollo. Otros estados Miembros – como Luxemburgo, Irlanda, Malta y el Reino Unido – también han sido criticados por ayudar a empresas multinacionales a eludir impuestos. Sin embargo, no encontraremos ninguno de estos países en la ‘lista negra’ que la UE va a publicar.

Hace sólo un año, en Junio de 2015, la CE hizo un intento de publicar una lista de países considerados como no-cooperativos en cuestiones fiscales. La lista, no sólo excluía todos los países de la UE, sino que no mencionaba ninguno de los aliados tradicionales de la UE como Suiza o los EEUU. Estos países fueron excluidos a pesar que el Índice de Secreto Financiero (Financial Secrecy Index en inglés) del año pasado posicionaba a Suiza como el número uno respecto a la provisión de secretismo financiero internacional.

En Mayo de este año, el grupo de los Verdes / Alianza Libre Europea en el Parlamento Europeo publicó un informe que demuestra cómo los EEUU se han convertido en el mayor paraíso fiscal del mundo, con una legislación que proporciona varios resquicios legales para evitar saber quién es el propietario y controla las empresas. Además, los EEUU no se han comprometido plenamente al intercambio automático de información con otros países, incluidos los miembros de la UE.

Evitando la culpabilidad

La transparencia y el intercambio automático de información fiscal, de acuerdo con los estándares que fija la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (OCDE), son algunos de los criterios que los ministros de la UE nombran para determinar qué países deberían ser listados como no-cooperativos. Aunque ello probablemente no será un problema para EEUU, podría serlo para muchos países en desarrollo que necesariamente no tienen la capacidad técnica para adherirse al intercambio automático de información. La lista de la CE de 2015 incluía países como Liberia – uno de los países más pobres del mundo – que en esos momentos lidiaba con la crisis del Ébola.

Los países en desarrollo se podrían enfrentar a la posibilidad de estar en la ‘lista negra’ de la UE (y ser sancionados al respecto) o tener que firmar y adherirse a una serie de acuerdos elaborados por la OCDE dentro de su proyecto BEPS “Erosión de la Base y Traslado de Beneficios”. Establecer un ligamen entre la creación de la ‘lista negra’ con el Proyecto BEPS de la OCDE es muy preocupante ya que significa que los países en desarrollo estarían presionados para acordar unos estándares que no han sido diseñados en su beneficio.

Negociaciones secretas

Además de las mencionadas controversias, los ministros de finanzas de la UE están sugiriendo que la lista negra de paraísos fiscales la debería redactar el Grupo del Código de Conducta sobre Fiscalidad de los Negocios (Code Conduct Group on Business Taxation en inglés). Este foro secreto se formó por los Estados Miembros en 1990 para “eliminar medidas fiscales existentes que constituyen competición fiscal prejudicial”. El grupo ha estado envuelto bajo gran controversia debido a su alto nivel de secretismo y opacidad, lo que impide a la ciudadanía saber lo que se está acordando.

Mientras que poco se conoce de los trabajos del grupo, está claro que el sistema de negociaciones a puerta cerrada y presión a los miembros ha fallado al hacer frente al creciente problema de la elusión fiscal en la UE y otras regiones. Las reuniones incluyen representantes de los Estados Miembros de la UE así como de la CE. Los documentos filtrados por el grupo han mostrado que las reuniones en el pasado han sido extremadamente políticas. Algunos Estados Miembros que han hecho uso de prácticas fiscales perjudiciales han tenido mucho éxito bloqueando propuestas para eliminar estas prácticas y proteger sus intereses especiales.

La creación de la lista negra común de la UE sobre paraísos fiscales, en vez de estar basada en criterios objetivos y neutrales, está condenada a ser un ejercicio altamente político en el que los países ricos y poderosos como los EEUU y Suiza están protegidos de su inclusión. También parece existir un amplio acuerdo en la UE sobre la no inclusión de Estados Miembros en la lista. A pesar de que es tentador culpar de la elusión fiscal de las empresas a algunas lejanas islas que son paraísos fiscales, la UE necesita empezar limpiando su propio patio trasero.

La esencia del problema de los paraísos fiscales es que los activos financieros pueden moverse de un lado a otro con un sólo click en el ratón del ordenador. Por lo tanto, una lista negra que incluye unos pocos y pequeños paraísos fiscales, pero excluye algunos de los mayores no solventará el problema. Simplemente trasladará el problema de un país a otro. A pesar de que, en teoría, una lista negra de paraísos fiscales global, justa y transparente, podría ser una buena idea, es poco probable que la próxima lista de la UE se convierta en algo más que otro ejemplo de los dobles estándareseuropeos.

Fuente

ME GUSTA
ME GUSTA ME ENCANTA ME DIVIERTE ME SORPRENDE ME ENTRISTECE ME ENOJA